Cargando Eventos:

« Todos los Eventos

  • Este evento ya finalizó

Castro del Río | Cirilo Martínez Novillo, Fotografías 1957-1990

7 febrero, 2015 - 7 marzo, 2015

1511515_810442895693757_4492602936623425850_o

MARTÍNEZ NOVILLO:
UNA VISIÓN DE LA NATURALEZA

El pintor CIRILO MARTÍNEZ NOVILLO (1921-2008) está considerado como uno de los maestros del paisaje español de su época, ya que la mayor parte de su carrera la dedicó a su interpretación personal de la naturaleza. Considerando esto el escritor andaluz José María Moreno Galván destacaba que Novillo “no era tan sistemático que le llevara a rechazar otro tema que no fuera paisaje. Él pintaba lo que tenía ganas de pintar, pero lo que más ganas tenía de pintar siempre, antes y ahora, era el paisaje” (1974).

Sin embargo hay que señalar que sólo en contadas ocasiones Cirilo pintó al aire libre, pues prefería tomar apuntes del natural mediante dibujos, generalmente enriquecidos con notas de color de acuarela o guache. Y, a partir de 1957, se sirvió también de la cámara, concediendo gran importancia a la fotografía en color, siendo ésta una característica que le distingue de la mayoría de fotógrafos profesionales de aquellos años, que seguían prefiriendo el blanco y negro, con el cual lograban obras de extraordinaria expresividad. Sabemos que Novillo comenzó a utilizar de una manera sistemática la fotografía en el curso de un viaje con su amigo, también pintor, Pedro Bueno a Villa del Río.

Allí comenzó a tomar diapositivas en color no sólo de este lugar y su entorno, sino también del cercano Montoro, que le impresionó por su belleza natural, casi de un pequeño Toledo ideal. La combinación de las tierras y rocas rojas junto con las construcciones encaladas de sencilla geometría, le atrajo tanto que se puede afirmar que dejó poso permanente en su pintura. También dejaron su impronta en el artista los campesinos cordobeses de la vega del Guadalquivir, con su carácter abierto, espigadas figuras y natural elegancia, como se puede constatar en las figuras de campesinos, pastores y arrieros perpetuadas en sus fotografías.

Pero no era ésta la primera vez que Novillo visitaba el campo cordobés, pues desde hacía casi una década el pintor lo había conocido de la mano de otro amigo, también artista, el músico Joaquín Villatoro, con quien había intimado cuando ambos sufrían en sus personas una dura represión tras la guerra civil. y al cual había retratado en uno de sus primeros óleos, dentro de una estética plenamente vallecana. Esta pintura, singularmente apreciada por el artista dentro de sus primeras obras, estuvo colgada en su estudio hasta su fallecimiento. Con Villatoro no sólo conoció Castro del Río, sino también Pozoblanco, que era por entonces donde trabajaba, nos han quedado interesantes dibujos a tinta china e incluso un paisaje, comenzado en 1950 y retocado con una estética más definitiva en los años sesenta.

Volviendo a sus fotografías, debemos aclarar que Cirilo nunca pensó en ellas como obras de arte por sí mismas, sino como instrumentos para la elaboración de sus posteriores pinturas. Ello tiene la virtud de conferirles una gran espontaneidad, máxime cuando casi siempre se trataba de paisajes anónimos descubiertos con su intuición de artista y siempre excepcionalmente bien compuestos. En una parte muy importante de sus fotografías, como también en sus pinturas, estos paisajes eran habitados por figuras humanas, igualmente anónimas, que en el tramo final de su obra eran simplemente unos simples trazos que humanizaban, de manera muy poética, unos campos desolados, pero llenos de color bajo unos cielos cargados de intención dramática.

Novillo siguió cultivando la fotografía de paisajes casi hasta su muerte, de manera que sus obras nos dan un testimonio muy interesante de la transformación de nuestro medio natural y se sentía feliz por haber nacido en una tierra que nunca dejó de atraerle ni de sorprenderle, y a la que siempre fue fiel en lo más íntimo de su ser.

Gonzalo Almazán

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Detalles

Comienza:
7 febrero, 2015
Finaliza:
7 marzo, 2015
Event Categories:
,

Lugar

Biblioteca Municipal de Castro del Río
Calle de Tercia 15, Castro del Río, 14840 España
+ Google Map