Cargando Eventos:

« Todos los Eventos

  • Este evento ya finalizó

Semana Santa Córdoba 2015 | Martes Santo

31 marzo, 2015 @ 23:55

semana-santa-cordoba-2015-martes-santo-portadapage_14 page_15 page_16 page_17page_37
semana-santa-cordoba-2015-martes-santo-toda-la-informacion

HERMANDAD DE LA UNIVERSITARIA
Hermandad del Santo Cristo de la Universidad, Nuestra Señora de la Presentación y Santo Tomás de Aquino
http://www.hermandaduniversitaria.wordpress.comLa más joven de las hermandades de penitencia pertenecientes a la Agrupación, tuvo su origen en 1989. Fue fundada por un grupo de estudiantes, en su mayoría de Derecho y antiguos alumnos maristas del Colegio Cervantes. Fue gran impulsor de la idea el hermano José Cabello Carrasco. Los gestores comprometieron a gran número de profesores y alumnos, de modo que la idea tomó cuerpo con celeridad, apoyada igualmente por la autoridad universitaria.El primer título que tuvo la corporación fue el de Piadosa y Muy Ilustre Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santo Cristo de las Almas, María Santísima del Perdón y Santo Tomás de Aquino. En enero de 1990 el Obispo de la Diócesis, D. José Antonio Infantes Florido, confirma como hermano mayor al fundador, Francisco Javier Beltrán Guzmán, estudiante de Derecho, y en diciembre del mismo año le otorga los Estatutos ad experimentum. Ahora se titula Piadosa y Muy Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía Universitaria de Nazarenos del Santísimo Cristo de las Almas, Nuestra Señora de la Presentación y Santo Tomás de Aquino.Se elige por sede canónica la iglesia de San Pedro de Alcántara, perteneciente al antiguo convento de alcantarinos, entonces cedida a la congregación de Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor. Fue decisivo para la elección el hecho de hallarse frontera la iglesia al viejo Hospital del Cardenal Salazar, que alojaba a la Facultad de Filosofía y Letras y al Colegio Universitario de Derecho, y la inestimable colaboración de la congregación de religiosas franciscanas.En esta iglesia fue bendecida el 9 de junio de 1990 la imagen titular de Nuestra Señora de la Presentación, realizada por Miguel Ángel González Jurado. Presidió la ceremonia D. Miguel Castillejo Gorraiz, Canónigo Penitenciario de la Santa Iglesia Catedral y fueron padrinos de la bendición D. Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez, Vicerrector de Extensión Universitaria y Relaciones Sociales de la Universidad de Córdoba, y la Hermana Benjamina, priora de la comunidad conventual de franciscanas. Nuestra Señora quedó a la veneración en el antiguo camarín de la Virgen de los Dolores, en la capilla del brazo derecho del crucero de la iglesia, que ha sido desde entonces la capilla de la Hermandad.En aquellos primeros años la Hermandad se desarrolló con juvenil vitalidad. Se asentaron las relaciones con el Rectorado de la Universidad y con la Delegación de Pastoral Universitaria. Se fijan los cultos, dedicados especialmente al Santísimo Sacramento y a la Inmaculada Concepción. En 1992 la Hermandad participa corporativamente en la procesión del Corpus. Se crean lazos fraternales con la Hermandad del Santo Sepulcro de Córdoba y con la del Calvario de Sevilla. Se realiza el estandarte, obra destacada de Francisco Pérez Artés. Los hermanos se entusiasman con el encargo del Santo Cristo, concertado también con Miguel Ángel González Jurado. Muy pronto surgió la idea de que debía tener factura tradicional, pero físico inspirado en el Hombre de la Sábana Santa.Tan hermosos proyectos sufrieron un colapso en 1993, a causa de la muerte en accidente de circulación del fundador y primer hermano mayor Francisco Javier Beltrán. Las difíciles circunstancias originan la primera crisis de la Hermandad, que se resolverá con la reorganización de 1996. La nueva Junta Gestora estaría presidida por Manuel Vilches Morales.Se renueva el boletín Gaudeamus, se mantienen los cultos y una delegación de la Hermandad, con túnica, estandarte y varas, sale en la procesión del Santo Sepulcro. Se designa asesor artístico al hermano Alberto Villar Movellán, catedrático de Historia del Arte de la Facultad de Filosofía y Letras y se redactan nuevos Estatutos, pero el nuevo obispo diocesano, D. Francisco Javier Martínez Hernández, los deja sobre la mesa. A la espera de la aprobación definitiva, la Hermandad refuerza las acciones de caridad, colaborando con el Banco de Alimentos, y la relación con la Delegación Diocesana de Pastoral Universitaria, entonces dirigida por D. Joaquín Pérez Hernández. Fruto de ésta fue la participación de la Hermandad en el Congreso Universitario UNIV 97 en Roma. Sin embargo, la marcha de Manuel Vilches a la Universidad de Navarra y la desilusión ante la evidencia de que los Estatutos no iban a ser aprobados, sumieron a la corporación en nueva crisis profunda, cercana a la desaparición.Ante la angustiosa situación, un grupo de profesores de la Facultad de Filosofía y Letras, entre los que se hallaban algunos hermanos que habían participado en la fundación, se unieron en el año 2000 para mantener el culto a Nuestra Señora y evitar la muerte de la asociación. Se elige hermano mayor al catedrático D. Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez y se aprueban en ese mismo año las nuevas Reglas, adaptadas al Estatuto Marco para Hermandades y Cofradías. La institución pasa a denominarse Hermandad del Santo Cristo de la Universidad, Nuestra Señora de la Presentación y Santo Tomás de Aquino. Siempre bajo la dirección espiritual de la Delegación de Pastoral Universitaria y a pesar de la negativa diocesana de erigir canónicamente la Hermandad, la Junta de Gobierno se mantuvo fiel a la idea de conseguir algún día, con la gracia de Dios, que tuviera una Hermandad Universitaria el único distrito universitario de Andalucía que faltaba por tenerla.En esta etapa difícil y oscura, a causa sobre todo de la secularización de los tiempos, la Hermandad ha trabajado por la fijación y dignidad de los cultos internos y por la incorporación de nuevos hermanos. Ha sido decisivo para la historia de la Hermandad el apoyo del Consiliario, D. Bartolomé Menor Borrego, párroco del Sagrario de la Santa Iglesia Catedral, que desde el primer momento acogió a los hermanos como una asociación más dentro de la pastoral parroquial, atendiendo ejemplarmente a las necesidades espirituales de la Hermandad Universitaria.

En 2003 tiene lugar la llegada a la Diócesis de Córdoba del Obispo D. Juan José Asenjo Pelegrina. Cambio providencial cargado de esperanza. El nuevo Secretariado Diocesano de Pastoral Universitaria, primero bajo la dirección de D. José Almedina Polonio y luego con la de D. Antonio J. Reyes Guerrero constituiría el soporte maestro de la deseada erección canónica. En 2005 se produce la incorporación de un activo grupo de jóvenes estudiantes que aporta el fermento necesario. En octubre de 2006, en el solemne cierre de una inolvidable peregrinación a Guadalupe, monseñor Asenjo Pelegrina anunció la próxima erección canónica de la Hermandad Universitaria, que rubricó en efecto el 27 de noviembre del mismo año, junto con la aprobación de las Reglas y la confirmación como hermano mayor de Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez.

Según prescriben las Reglas, la Hermandad realiza su estación de penitencia enla noche del Jueves de Pasión, en silencio, con la imagen de Nuestra Señora de la Presentación. En 2007 tuvo lugar su primera salida, llevada en andas, y en 2008 la segunda, en paso de costaleros, dirigidos por el hermano Enrique Garrido. En 2007 la Asamblea General acordó encargar la imagen titular del Santo Cristo a Juan Manuel Miñarro López, profesor titular de Escultura de la Universidad de Sevilla, dados sus conocimientos y experiencia en el estudio del Hombre de la Sábana Santa.
En colaboración con la Universidad de Córdoba, organizó la Hermandad el cursoLa Sábana Santa de Turín y el Santo Sudario de Oviedo, desde la Historia, la Ciencia y el Arte, que se celebró en la Facultad de Filosofía y Letras del 13 al 15 de noviembre de 2008. El curso pretendía explicar a los hermanos y a la sociedad en general el sentido que tenía haber encargado una imagen basada en el Hombre de la Sábana Santa. A él asistieron eminentes investigadores de la Síndone, entre ellos el P. Carreira, Felipe Montero, responsable de investigación del Sudario de Oviedo, Nello Balossino, vicedirector del Centro Internacional de Sindonología de Turín, Jorge-Manuel Rodríguez Almenar, director del Centro Español de Sindonología, además del propio escultor, Juan Manuel Miñarro. Los resultados de este curso se publicaron en un libro, editado por el Servicio de Publicaciones de la UCO y el Grupo de Investigación ARCA, que vio la luz en 2011.

El 13 de marzo de 2010 queda registrada como la fecha histórica en que Monseñor D. Juan José Asenjo Pelegrina, arzobispo de Sevilla y administrador apostólico de Córdoba, bendijo la sagrada efigie del Santo Cristo de la Universidad en la iglesia de San Pedro de Alcántara. Fue el último acto que Monseñor Asenjo realizó como administrador de la diócesis cordobesa. La Santa Misa de acción de gracias fue oficiada por el vicario general de la Diócesis, D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil.Aprovechando el impacto causado por la impresionante talla de Miñarro, la Hermandad ofreció durante el mes de junio en el Círculo de la Amistad una exposición explicativa de la génesis de la imagen, bajo el título El Santo Cristo de la Universidad, Hombre de la Síndone, que fue acompañada por un ciclo de conferencias.

En este año de 2010 la Hermandad hizo con la Virgen de la Presentación su última estación de penitencia a la iglesia de Santa Victoria. A partir del Jueves de Pasión de 2011 se incorpora el Santo Cristo de la Universidad y la Hermandad hace estación en su parroquia, El Sagrario de la Santa Iglesia Catedral.

Dos años y un día después de la bendición del Santo Cristo, el 14 de marzo de 2012, el obispoD. Demetrio Fernández González decretó la salida de la Hermandad de la iglesia de San Pedro de Alcántara, donde estaba erigida desde su fundación por el obispo D. José Antonio Infantes Florido y confirmada canónicamente por Monseñor D. Juan José Asenjo Pelegrina, para destinar el templo alcantarino al uso exclusivo del seminario Redemptoris Mater. Después de una angustiosa búsqueda de sede, en plazo perentorio, que terminaba en Semana Santa, la Hermandad acabó refugiándose en la iglesia del Juramento de San Rafael, gracias a las facilidades que brindaba su nuevo rector, el Ilmo. Sr. D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, canónigo arcediano del Cabildo de la S. I. C. de Córdoba.

La Hermandad realizó el traslado el mismo día de la salida procesional, Jueves de Pasión, 29 de marzo de 2012, partiendo de San Pedro de Alcántara para realizar su entrada en el Juramento de San Rafael, en la madrugada del Viernes de Dolores. El barrio acogió con extraordinaria hospitalidad y cariño a la nueva Hermandad, paliando el desarraigo de su parroquia del Sagrario y el alejamiento del centro universitario que la había visto nacer y al que debía su existencia, el viejo Hospital del Cardenal Salazar, sede antes del Colegio Universitario de Derecho, en el que estudiaban sus fundadores y ahora de la Facultad de Filosofía y Letras, base de la pervivencia de la Hermandad en los peores momentos de su joven existencia.

Sede de la hermandad: Iglesia del Juramento de San Rafael

HERMANDAD DE LA AGONÍA
Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía y la Santísima Virgen Madre del Redentor Nuestra Señora de la Salud.
http://www.hermandaddelaagonia.es

Esta hermandad comienza a gestarse en el año 1978 cuando el párroco de Santa Victoria, don Agustín Molina Ruiz toma contacto con un grupo de vecinos del barrio del Naranjo. Estos encuentros dan como fruto que el 27 de febrero de 1979 se constituya una junta provisional que elabora un primer proyecto de estatutos. El día 7 de octubre de 1979 son aprobados estos estatutos nombrándose la primera junta de gobierno que estaría presidida por don Francisco Madero Montes.

Esta nueva hermandad centraba su devoción en torno a la imagen del Crucificado de la Agonía, talla de 1954 donada por la Sra. viuda de Cámara y entronizada desde ese momento en la parroquia de Santa Victoria.

El Lunes Santo de 1979, sin paso, a hombros de sus hermanos y alumbrado por antorchas el Cristo sale en procesión por las calles del barrio.

En el año 1988, Miguel Ángel González Jurado realiza para la Hermandad la imagen de María Santísima Madre del Redentor, primera talla realizada por este imaginero por lo que solo pidió a la cofradía los gastos de material. Esta imagen sería bendecida el día 8 de diciembre de ese mismo año. La advocación adoptada lo es por la asunción de la hermandad del contenido de la encíclica “Redemptoris Mater” que el papa Juan Pablo II había dado a la luz el 13 de octubre del año anterior.

En 1989 salía por vez primera la comitiva procesional que recorría las calles del barrio sobre unas parihuelas portadas por hermanas de la cofradía que sería sustituido por un paso de pequeñas dimensiones en el año 1992.

El 8 de septiembre de 1993 el obispo Infantes Florido aprueba las nuevas reglas de la cofradía, dos meses después, el 19 de noviembre, la corporación se hermanaba con la hermandad del Santísimo Cristo de San Álvaro.

En el año 1995 la hermandad se integra en la Agrupación de Hermandades y Cofradías decidiendo su incorporación al itinerario oficial, afrontando el difícil reto del largo recorrido que deberán realizar para llegar al centro de la ciudad. Finalmente, en el Martes Santo de 1996, y desde el Calvario de Mirabueno realiza su primera salida procesional con el recorrido más largo de toda la Semana Santa cordobesa. Para ello había adquirido en el año 1992 a la cofradía cordobesa de la Soledad su antiguo paso sobre el que procesionará el Cristo de la Agonía.

El día 18 de enero del año 2004, la hermandad celebra un Cabildo General Extraordinario en el que se decide ampliar la advocación de su Titular Mariana que, a partir de ese momento pasará a tener la advocación de Nuestra Señora de la Salud. En este mismo cabildo se aprueba también la incorporación de la capa blanca al hábito de nazareno.

En el año 2004, la hermandad decide sustituir el paso en el que procesiona el Santísimo Cristo de la Agonía, estrenando el Martes Santo del año 2005 la primera fase del nuevo paso procesional, diseñado y realizado por José Carlos Rubio en estilo renacentista. También en este año 2005, la hermandad estrena el acompañamiento de su propia Banda de Cornetas y Tambores “Nuestra Señora de la Salud” y que había sido presentada el día 4 de marzo.

En el año 2008, la hermandad cambia su Título que pasa a ser el de Hermandad Sacramental de Santa Victoria y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía y la Santísima Virgen, Madre del Redentor Nuestra Señora de la Salud. Asimismo, cambia su escudo corporativo por el actual.

Sede de la hermandad: Parroquia de Santa Victoria

HERMANDAD DE LA SANGRE
Hermandad Sacramental, Seráfica y Cisterciense de Capataces y Costaleros de la Santa Cruz y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Conversión, Nuestro Padre Jesús de la Sangre en el Desprecio del Pueblo, Nuestra Señora Reina de los Ángeles en sus Misterios Gozosos y Dolorosos y San Juan Evangelista..
http://www.sangredelcister.com

A mediados de los años setenta un grupo de jóvenes estudiantes del colegio cordobés de La Salle, dan vida al proyecto de una nueva cofradía. En el año 1976, con motivo de unos ejercicios espirituales en el centro escolar mencionado, entran en contacto con un recién llegado fray Ricardo de Córdoba quien sabía de una Virgen de Gloria que el imaginero sevillano Antonio Eslava Rubio pretendía transformar en Dolorosa, una vez desprovista del niño que llevaba en sus brazos. La talla es adquirida por 30.000 pesetas trasladándose esta imagen al domicilio de Fernando Morillo-Velarde Chiclana ya que la incipiente corporación no tenía aún sede canónica. Tras fructíferas gestiones, la superiora del monasterio del Císter accede a la fundación de la nueva hermandad en su pequeña capilla conventual, en función solemne oficiada el día de la Inmaculada de 1976.

A medida que la corporación va ampliando su número de hermanos, comienza la realización de su patrimonio, encomendándosele al imaginero Antonio Eslava Rubio la hechura de Nuestro Padre Jesús de la Sangre, que fue bendecida el día 12 de marzo de 1978. A partir de entonces, cada Viernes de Dolores la hermandad comienza a realizar un Vía Crucis por los alrededores del Císter y Capuchinos.

A pesar de la incorporación de la imagen cristífera, la hermandad decide que cuando sea posible realizar la primera estación de penitencia lo hará con el paso de palio. Debido a la rectitud de la Reina de los Ángeles de cara a la composición del palio, los responsables de la hermandad encargan al imaginero sevillano Luis Álvarez Duarte la realización de una nueva imagen. La talla fundacional es de nuevo reconvertida en imagen de gloria, encomendándosele la realización de un Niño Jesús a Rafael Barbero. Así el 8 de diciembre de 1980 se presentaba Nuestra Señora de los Ángeles en sus misterios Gozosos, en la misma ceremonia que se bendecía el grupo escultórico de Álvarez Duarte, ya que a la nueva imagen Dolorosa había que añadir la figura de San Juan Evangelista que la acompañaría en su paso.

En los años comprendidos entre la fundación de la cofradía y su primera salida procesional la hermandad constituye una cuadrilla de costaleros que, además de llevar a su titular en el Vía Crucis de cada Viernes de Dolores, ofrece sus servicios a diversas hermandades que no disponían todavía de cuadrilla propia con el fin de conseguir fondos para la forja de su patrimonio.

La primera salida del paso de palio se produce el día 8 de diciembre de 1986 en procesión letífica conmemorativa del décimo aniversario fundacional de la cofradía, ofreciendo ya un importante aspecto, con buena parte de su orfebrería concluida, figurando también en el cortejo alguno de los enseres de su guión procesional como el estandarte bendecido en 1983 o el simpecado, de 1985, piezas diseñadas por el director artístico de la cofradía fray Ricardo de Córdoba.

En el año 1987 la hermandad se integra en la Agrupación de Hermandades y Cofradías con voz pero sin voto hasta realizar su primera salida procesional.

En el año 1988 llegan a Córdoba las imágenes que completarían el paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Sangre, aunque aún faltarían diez años para que pudiesen procesionar por las calles de nuestra ciudad.

El Martes Santo de 1989, la hermandad realiza su primera salida procesional con su paso de palio.

Poco a poco la hermandad va completando su guión procesional. Así en el año 1990 se incorpora la cruz de guía, en el año 1994 el guión concepcionista, en 1996 el seráfico y en 1998 el sacramental. En el año 1996 quedaba concluida la orfebrería. Los bordados que se habían ido realizando desde el año 1983 se concluyen en el año 1995 con el excepcional manto realizado por Piedad Muñoz.

Algunos retrasos en el tallado del canasto del paso de misterio hicieron que el estreno del mismo se retrasase hasta el Martes Santo del año 1997 en el que al fin Nuestro Padre Jesús de la Sangre comparecía en la Carrera Oficial. La salida se hizo desde la iglesia conventual de el Santo Ángel al que la cofradía se había tenido que trasladar por el cierre obligado del monasterio de la Inmaculada.

Otro hito importante en la historia de la Hermandad de la Sangre es la Salida Extraordinaria que con motivo del XXV Aniversario de la presentación de su Virgen de Gloria realizaba el día 10 de septiembre de 2005. La imagen Fundadora de la Hermandad del Císter era recibida por una Plaza de Capuchinos abarrotada de público que nos hacía recordar las tardes del Martes Santo cuando esta Hermandad realiza su Estación de Penitencia. Esta era la primera vez que la Imagen salía a la calle sobre un paso procesional y culminaba un programa de actos cultuales que la hermandad había desarrollado para celebrar esta efeméride.

Sede de la hermandad: Iglesia Conventual del Santo Ángel (Capuchinos)

HERMANDAD DEL BUEN SUCESO
Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Buen Suceso en su encuentro con su Santísima Madre la Virgen de los Dolores en la calle de la Amargura, María Santísima de la Caridad y San Andrés Apóstol.

Entre los primeros días de junio y el día 2 de octubre de 1973, da sus primeros pasos la Hermandad del Buen Suceso. Este es el resultado del trabajo de un grupo de antiguos alumnos y allegados del Colegio Parroquial de San Andrés encabezados por don Francisco Naranjo y que encontraron el apoyo sin reservas del párroco don Manuel Márquez. Así el 2 de octubre del citado año se firma el decreto de erección canónica de la nueva hermandad que elige como primer hermano mayor a don Daniel de Luque.

Muy pronto, se le encarga al imaginero cordobés Juan Martínez Cerrillo la restauración de las diversas imágenes que compondrían el misterio, en especial la de la talla del Señor que había pasado por muy difíciles vicisitudes desde su realización a finales del siglo XVII. Así, el Martes Santo de 1974, la cofradía realiza su primera estación de penitencia, a pesar de que las circunstancias adversas parecieron ponerla en peligro e incluso la hermandad del Prendimiento suspendía la suya.

En esta primera salida, la hermandad no salió desde San Andrés, sino desde la casa de los Sepúlveda, en la calle General Varela, pues hasta el año siguiente no estuvieron terminadas las obras que permitirían la salida desde San Andrés.

El 4 de enero de 1975, la hermandad nombró como Hermano Mayor Honorario a la Policía Municipal de la ciudad, acompañando desde entonces a la hermandad una representación de este cuerpo cada Martes Santo.

En el año 1977, bajo el nombre de María Santísima de la Caridad en sus Dolores la hermandad incorpora su paso de palio que será ocupado por varias tallas a lo largo de la historia de la cofradía. La primera fue una antigua Imagen, restaurada que procesionó allí durante cinco año pasando posteriormente al paso de misterio donde sustituyó a una Dolorosa de escaso valor artístico que recibía el nombre de Virgen de la Estrella.

En la Cuaresma de 1982 se bendice una nueva imagen de la Virgen de la Caridad, obra de Joaquín Jesús Sánchez que será la que procesionará en el paso de palio de la hermandad hasta que en 1991, la cofradía adquiere la nueva imagen de María Santísima de la Caridad que procesiona en la actualidad y que es obra de Miguel Ángel González Jurado, pasando la anterior al monasterio de Santa Cruz, residencia de las Monjas Franciscanas Clarisas. Ese mismo año de 1991 la nueva imagen realizará su primera salida procesional, comenzando la misma a los sones de la marcha “La Madrugá” por expreso deseo del autor.

En el año 1986 se constituye la primera cuadrilla de costaleros del paso de misterio y en 1988 se aprueba el paso de la hermandad por la Cuesta del Bailio, lugar que durante años ha sido el preferido por miles de cordobeses para acompañar a la cofradía.

En el año 1991 se reforma la composición de la escena del Encuentro, suprimiéndose la figura del Cirineo, un San Expedito que Martínez Cerrillo había reconvertido y que había procesionado desde 1974.

Hasta el año 1994, los hermanos vestían un hábito nazareno con cubrerrostro y fajín azules y túnica burdeos. Entre este año y el 1995 se acometió su sustitución por el actual de túnicas y cubrerrostros de sarga en color rojo y cinturón de esparto con hebilla de cuero.

En el año 2003, el imaginero cordobés restaura la imagen de María Santísima de la Caridad en sus Dolores y realiza una nueva imagen de San Juan con lo que comenzará una renovación de las figuras y disposición del misterio que incorporará en el año 2004 la imagen de María Magdalena, en el 2005 las imágenes de María Salomé y María Cleofás y en el 2006 la del Cirinero, todas ellas, obras de Miguel Ángel González a quien la hermandad ha confiado la renovación del paso de misterio que aún sigue realizándose.

Sede de la hermandad: Parroquia de San Andrés

HERMANDAD DE LA SANTA FAZ
Hermandad Penitencial y Cofradía de Nazarenos de la Santa Faz de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús Nazareno en su encuentro con la Santa Mujer Verónica, Nuestra Madre y Señora María Santísima de la Trinidad y Santa Marta.
http://www.santafaz-cordoba.es

En marzo de 1982, un grupo de jóvenes cofrades comienza a gestar la formación de una nueva cofradía cuyo primer título sería el de Hermandad de Penitencia de la Santa Faz de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima del Perdón. intentando asentarse en la parroquia de Cristo Rey. Ante la negativa de esta parroquia a acoger a la nueva cofradía, marcharán a la Parroquia de la Trinidad donde serán acogidos. En abril del año 1982 se concluye el proceso de elaboración de los estatutos que serán aprobados por el vicario general el 8 de junio. Cuatro meses después, tiene lugar una asamblea general en la que se determina la necesaria modificación del nombre de la cofradía para poder nominar a su futuro titular, pasando a llamarse Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Santa Faz y María Santísima del Perdón.

En un principio, la nueva cofradía acepta la oferta del párroco de la Trinidad, quien confió a la hermandad la custodia de la imagen de una Nazareno dieciochesco conservado en el mismo templo y cuyo mal estado de conservación obligó a un proceso de restauración realizado por Antonio Rubio y Andrés Valverde, que apenas pudieron conservar la cabeza y las manos primitivas. Así la imagen era bendecida el 30 de enero de 1983. Con vistas a su primera salida procesional, el pasaje que se pretendía escenificar en el paso de misterio obligó a encomendar a Antonio Rubio la hechura de la talla de la Verónica que fue bendecida el 3 de marzo de 1985. En el mes de octubre de ese mismo año se solicita el ingreso en la Agrupación de Hermandades y Cofradías con la intención de realizar su primera salida procesional en el año 1986.

La comisión artística de la Agrupación que debía velar por los mínimos de calidad y adecuación religiosa de las tallas que fueran incorporándose a la Semana Santa cordobesa descalificaba tanto la talla del Señor como la de la Santa Verónica, aconsejando la denegación del permiso oportuno para la incorporación de la Santa Faz a las procesiones de Semana Santa en una junta general de la Agrupación celebrada el día 19 de diciembre de 1985. La mediación de don Antonio Gómez Aguilar oponiendo los posibles valores artísticos a la dimensión devocional que en sus hermanos despertaban ambas imágenes, encontró apoyo en algunos hermanos mayores, especialmente los de la Buena Muerte, Esperanza y la Oración en el Huerto consiguiendo que se aceptase por una amplia mayoría la integración de la Santa Faz como una más de sus cofradías integrantes y esta pudiese realizar su primera estación de penitencia el Martes Santo de 1986 desde el local que los colegios de la Santísima Trinidad poseían en la calle González López.

Después de la Semana Santa de 1987 comienza un proceso reformador que cambiará profundamente el aspecto externo de la corporación. El 22 de noviembre de 1987 se encarga una nueva imagen del Señor al imaginero sevillano Dubé de Luque y otra Verónica al hermano de la cofradía Antonio Salto Román, vendiéndose las anteriores a una hermandad de Hinojosa del Duque. Las nuevas imágenes serán bendecidas el día 20 de marzo de 1988 por el obispo Infantes Florido.

También en el año 1988 se realiza una modificación en los estatutos para incluir como titular a la Santa Mujer Verónica y reemplazar la advocación mariana de María Santísima del Perdón por la de Nuestra Madre y Señora María Santísima de la Trinidad. También se encomienda la hechura de las Santas Mujeres que debía completar el paso de misterio a Antonio Salto, las cuales se bendicen el día 5 de marzo de 1989 incorporándose al paso de misterio el Martes Santo de ese mismo año.

El mismo imaginero Antonio Salto es el autor de la talla de la Virgen que el cabildo general de hermanos aprueba incorporar el día 2 de julio de 1989 y que es bendecida el día 9 de diciembre en un acto en el que además le fue impuesto a la imagen el fajín donado por el gobernador militar, general Casinello.

En el año 1990 se modifica el hábito nazareno adoptándose el actual. En 1991 la cofradía hace estación de penitencia por primera vez en Santa Iglesia Catedral e inmediatamente después comienza el tallado del nuevo paso de misterio.

El 11 de abril de 1995, coincidiendo con la primera ocasión en que toda la procesión puede salir desde el interior de la Parroquia de la Trinidad, sale por primera vez en el cortejo procesional Nuestra Madre y Señora María Santísima de la Trinidad.

Sede de la hermandad: Parroquia de San Juan y Todos los Santos

HERMANDAD DEL PRENDIMIENTO
Muy Mariana y Sacramental Hermandad Salesiana y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús, Divino Salvador,en su Prendimiento, Nuestra Señora de la Piedad y San Juan Bosco
www.prendimientocordoba.com

Esta hermandad fue fundada el 7 de octubre de 1952, haciendo su primera salida procesional en la Semana Santa del año 1954 con cuatrocientos nazarenos, en su mayor parte alumnos salesianos. La idea surge de un grupo de componentes de la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio Salesiano de Córdoba, a los que se unieron varios cofrades procedentes de otras hermandades, entre ellas de la Paz y la Misericordia con la intención de mostrar cada año el espíritu salesiano ante la ciudad, por medio del mensaje plástico y pasionista de una cofradías en la calle. El director del colegio, el padre José Ruiz Olmos les prestó todo su apoyo y el impulso inicial que la idea necesitaba.

En un principio el grupo fundacional pensó en adoptar como titular el misterio de la Sagrada Cena, para lo que solicitó presupuesto al prestigioso imaginero sevillano Castillo Lastrucci. La elevada cuantía del importe, unida al conocimiento de que en la iglesia de San Miguel estaba intentando constituirse también una hermandad en torno a la Sagrada Cena (tentativa que no prosperó finalmente) hicieron que se descartara la intención inicial, buscándose un misterio de proporciones menores y que aún faltara en nuestra Semana Santa. Así se decidió que fuera el misterio del Prendimiento, encomendándose la talla del Señor a Antonio Castillo Ariza. El paso acabaría por ser el de mayores proporciones de nuestra Semana Santa, construyéndolo Rafael Valverde Toscano con maderas donadas por Baldomero Moreno. Las figuras del misterio fueron también realizadas por Castillo Ariza, aunque posteriormente se añadió un sayón realizado por Martínez Cerrillo. El hecho de que algunos miembros de la hermandad quedasen impresionados ante la contemplación del misterio sevillano de la Exaltación hizo que se incluyese en el paso de misterio la figura de un soldado romano sobre su cabalgadura, motivo por el que se le calificó como “el paso del caballo”. Esta imagen se mantuvo hasta el año 1981, después de un paréntesis de ocho años, Antonio Salto talló un soldado y un caballo nuevos que salieron por primera vez en el año 1989. En la actualidad la figura del soldado a caballo ha desaparecido de la escena.

Bajo el mandato de don Juan Calero Cantarero se impulsa la incorporación a la estación de penitencia de la imagen de Nuestra Señora de la Piedad que es tallada por Juan Martínez Cerrillo entre los años 1957 y 1958 y que saldría por primera vez el Martes Santo de 1959, para lo cual se compró el palio que la Virgen de las Angustias llevó entre los años 1938 y 1957 y cuyos bordados aprovecharon posteriormente para confeccionar el manto de su Titular. Este año de 1959 se incorpora también la cruz de guía tallada por Rafael Valverde y cuyos dieciocho kilos la convierten en una de las más pesadas de nuestra ciudad.

Cuando en 1963 se refunda la hermandad de la Borriquita, esta se convierte en filial del Prendimiento dando lugar a fijar la edad mínima para salir en la hermandad matriz en los catorce años mientras que los más pequeños debían conformarse con salir en la Borriquita.

En el año 1981 se suprime el sistema de tracción a ruedas que hasta entonces había llevado el paso de misterio pasando a ser llevado por costaleros. En el año 1982 se reformará el paso de la Virgen suprimiéndose las velas “rizás” y reduciéndose sus dimensiones pasando a ser llevado por 30 costaleros en lugar de 36.

El 25 de octubre de 1987, la imagen de la Virgen de la Piedad salió en procesión letífica, sin palio, como conmemoración del año mariano decretado por Juan Pablo II.

El 6 de febrero de 1988 se crea el taller de cerería de la cofradía estando a cargo de los hermanos Carmen Pineda y Manuel Cadenas

La década de los noventa comienza con la decisión dolorosa de sustituir la Imagen de su Titular fundacional, cuyo pésimo estado desaconsejaba incluso la posibilidad de una restauración. Así el imaginero sevillano Dubé de Luque talla una nueva imagen de Jesús del Prendimiento que es bendecida el día 28 de febrero de 1990 y en cuyo interior se conservan los restos de la primitiva imagen de Castillo Ariza.

Por su parte, la imagen de Nuestra Señora de la Piedad es restaurada por Miguel Ángel González Jurado, aunque ya había sido restaurada también en el año 1982 por Andrés Valverde Luján quien le talló nuevo cuerpo con su propia túnica de talla. En el año 2006 vuelve a ser restaurada por José Luis Ojeda Navío.

En el año 1997 se sustituye el paso de misterio y se modifica la composición del mismo con el estreno de un nuevo apostolado, obra de Antonio Bernal, en el año 1998, un nuevo romano en el año 2000, un soldado del templo en actitud de tirar de la soga que amarra las manos del Señor en el 2001, un nuevo romano en el año 2004 y la figura de Judas Iscariote en el 2005, todas ellas realizadas por el imaginero cordobés Antonio Bernal.

Con motivo de la celebración del Cincuentenario fundacional, la hermandad realiza una serie de actos conmemorativos a lo largo del año 2002 que culminarán con una salida extraordinaria realizada el 6 de octubre de ese año.

Sede de la hermandad: Iglesia Santuario de María Auxiliadora

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Detalles

Fecha:
31 marzo, 2015
Hora:
23:55
Event Categories:
, ,